Está aquí: Home Actividades Carreras por montaña Noticias EL EQUIPO DE FEDERADOS CONTRA LA POBREZA CUBRE LOS 100 KM EN 22 HORAS Y 48 MINUTOS
EL EQUIPO DE FEDERADOS CONTRA LA POBREZA CUBRE LOS 100 KM EN 22 HORAS Y 48 MINUTOS Destacado
07 Julio 2014 Escrito por 

EL EQUIPO DE FEDERADOS CONTRA LA POBREZA CUBRE LOS 100 KM EN 22 HORAS Y 48 MINUTOS

La recaudación obtenida supera los 1.800 euros 

El equipo de federados FMM vivió el día 5 de julio una experiencia inolvidable, correr los 100 Km contra la pobreza en la Oxfam Intermón Trailwalker. El equipo cubrió el recorrido por el Valle de Lozoya y la Sierra de Guadarrama en 22 horas 47 minutos y 59 segundos, a veces caminando y en momentos trotando. En Canencia un problema de rodilla obligaba a uno de los miembros del equipo a retirarse. Los otros tres compañeros tuvieron que seguir sin él.

Pasadas las 8 de la mañana alcanzaron la meta, en el puesto número 28 de los 129 equipos que terminaron la carrera (en la clasificación general el equipo aparece en el puesto número 85 ya que los equipos que terminan con tres componentes se empiezan a relacionar desde el puesto número 80). En la clasificación individual (donde todos los corredores se contabilizan) los puestos de llegada de los corredores FMM han sido 99, 100 y 101. 

Cuatro corredores (Miguel Ángel Garrosa, Juan González Justicia, Santiago Ruiz, Vicente Ruiz) y dos compañeros como personal de soporte (Anabel Gárgoles Puente y Ángel Luis Sanz Puebla) junto con el Presidente de la FMM, José Luis Ordóñez, han participado en la Oxfam Intermón Trailwalker de Madrid.

  Accede al álbum de fotos 1 

  Accede al álbum de fotos 2

 

La Oxfam Trailwalker 2014

 

La preparación de la carrera comenzaba el día 22 de abril, cuando el equipo se conocía en la Federación Madrileña de Montañismo y se lanzaba la organización logística. Han sido meses de entrenos conjuntos, de acciones promocionales en el Parque del Retiro, en otros eventos y de venta de papeletas para lograr alcanzar la recaudación de 1.500 euros necesaria para obtener los dorsales, de dos bajas y la incorporación de dos nuevos compañeros, de preparación de las camisetas para el equipo y de emoción, mucha emoción por ser parte activa en una carrera que recauda dinero para destinar a proyectos en países de desarrollo. La recaudación obtenida por el equipo FMM ha sido de 1.863,87 €. Ha sido nuestra particular manera de hacer del mundo un lugar mejor. Estamos encantados de haber participado en este proyecto junto a un gran equipo de federados que han demostrado lo grandes que son por implicarse con nosotros en esta iniciativa.

 

La recaudación de la Oxfam Intermón Trailwalker ha sido de más de 937.000 euros que servirán para que miles de familias cambien su vida y tengan una oportunidad para dejar de pasar hambre.

 

Gracias Anabel, Ángel, Juan, Miguel Ángel, Vicente y Santiago. ¡Sois grandes! Y muchísimas gracias a todos los que habéis colaborado con vuestra aportación y con vuestro apoyo a este proyecto.

 

VIVIR LA TRAILWALKER DESDE DENTRO. Por Santiago Ruiz

¿Qué os puedo contar de esta extraordinaria experiencia? Allí estaba Miguel Ángel, que completó su 38 carrera de 100 km (es de otra dimensión); Vicente, con experiencia de carreras de montaña, incluida alguna prueba de 100 km; Juan y yo que debutábamos en la especialidad; y Anabel con Ángel que en un gesto de impagable generosidad se habían comprometido a ser nuestros ‘ángeles de la guarda’ durante las próximas 24 horas.

La salida, festiva, desbordando alegría por todas partes, con la presencia entusiasta y motivadora de auténticas leyendas como Carlos Soria y Chema Martínez ante los ‘hambrientos’ participantes; ruidoso y entregado grupo de verdaderos admiradores.

Y ¡allá vamos! Son las 09:20 horas. La primera vez que participas en una prueba tienes una visión única y especial, que ya no se volverá a repetir. Tomó parte un simbolismo que nos ofreció Oxfam Intermón, representado por unas garrafas de plástico de distintos tamaños, que nos animó a llevar, una por equipo, hasta el primer control, como homenaje a todos aquellos que en tantísimos lugares del tercer mundo se ven obligados a recorrer kilómetros con contenedores muy diversos, para traer agua a sus casas todos los días. Un cordobés con el que coincidimos en muchos tramos del recorrido, la llevó a la espalda durante los 100 km.

El día fue avanzando, etapa tras etapa. Fruta, agua y zumo en los avituallamientos, sencillos, atentos y bien organizados. Paisajes espectaculares, que nunca te cansas de admirar. El día parece que será algo caluroso, aunque los parajes en general umbríos, suavizaban los rigores del  calor. Y esas fuentes, maravillosas fuentes de agua limpia y fresca que animan al más ‘deshecho’, sonido celestial, más celestial cuanto más se acentúa la cuesta.

Y ahí llega la Morcuera, para los de marcha intermedia, sobre las 15:00 horas pasamos el Puente del Perdón, con toda la humildad del mundo, como corresponde, y viendo la pradera llena de cuerpos al sol, algunos más cuerpos que otros, junto a aquellas piscinas naturales. Y nosotros, hechos unos tíos, superando la tentación, zapatilla para arriba… ¡eso curte! A mitad de la ascensión nos adelantó una hermosa joven colombiana, ágil y esbelta, participante en la Trailwalker, no diremos de qué equipo, por aquello de la confidencialidad, pero fue como una ráfaga de viento que nos agitó y nos hizo olvidar el anterior trauma. Era muy simpática aparte de un gran pundonor deportivo, de lo que tuvimos varias muestras a lo largo de la jornada.

Curva va, curva viene, sol abrasador, agua fresca sin parar y por fin, Anabel sale al encuentro, se acabaron las penurias; la cima está superada. Ver a Anabel era un reconstituyente, y a Ángel, por supuesto. Se abría la puerta de atrás de su flamante 4x4 y pidieses lo que pidieses, necesitases lo que necesitases, allí estaba, incluso más. Se merecían el mejor equipo, evidentemente no éramos nosotros, pero nos trataron como si lo fuéramos. Nunca lo olvidaremos.

A partir de aquí, las cosas cambian, se suaviza el terreno, vamos hacia Canencia. Las conversaciones son de lo más curiosas e inesperadas, vamos, hay que estar allí; porque es imposible recordarlas. Juan tiene dificultades; corremos, andamos, corremos, andamos… Control inesperado en medio de una bajada; control de chip, foto y por primera vez nos enteramos de donde vamos, puesto número 26. Interpretaciones para todos los gustos; yo contentísimo. Así, alegres y contentos, a un buen trote, a rueda del equipo 25, broma va, broma viene, entramos en el control del puerto de Canencia. Réflex a mogollón, un unte de cola de caballo o algo así, fotos, un poco de fruta; arropando a Juan, partimos hacia el pueblo de Canencia.

La tarde se va acabando, la luz empieza a escasear, llegamos a Canencia y parece que la situación de Juan poco a poco empeora; Vicente se queja de las rodillas, pero mantiene el ritmo.

Canencia era el antes y el después, la noche es muy traidora, es el momento de las dudas y además el kilómetro 60. Sala médica, fisioterapeutas y podólogos colapsados. Nosotros teníamos a Anabel y Ángel que eran lo que hubiera que ser: sanitario, psicólogo, entrenador, avituallamiento sin descanso; y además te tenían que aguantar, salieses por donde salieses, porque al paso de las horas y casi los días, ya uno no coordina igual.

Juan se queda, no ve solución y entiende que seguir podría crear importantes problemas, pues la noche en medio del monte puede acarrear muy malas consecuencias. Una gran tristeza para todos.

Cambios de ropa, calzado; abrigarse un poco y al camino. A partir de aquí, luces frontales, muy atento a dónde pones los pies y buscar con mil luces las marcas de la ruta; extraviarte por el día es difícil, durante la noche es muy posible en algunos tramos.

Y así van llegando uno a uno los últimos controles. Pasamos por un pueblo, el nombre da igual, lo cruzamos en solitario, todo a oscuras, silencio casi sepulcral, cuatro luces en la calle, creo que 99 habitantes censados, era como un sueño, sombras que se deslizan; si aparece alguien de repente, no se quién se asustaría más.

Saliendo del pueblo afrontamos una suave pendiente, que según pasaban los minutos cada vez era menos suave y que al cabo del tiempo, perdida la noción del ídem, estuvimos a punto de decirle ‘cuatro cosas bien dichas’.

Superado el obstáculo, circulando de nuevo por pistas forestales, nos encontramos en el camino a un cordobés, con su garrafa a la espalda, que caminaba solo, con el que ya habíamos compartido tramos anteriores. En buena armonía, los cuatro juntos, llegamos a Lozoya, después de hacer todo tipo de especulaciones, pues antes de Lozoya, habíamos encontrado la marca de 90 km. Luego me enteré que el total no era 100 sino 102 km y que es normal que se superen los 100 km por los condicionantes del lugar donde se sitúa la llegada. Nunca dejas de aprender. En el puesto de control tenían a una persona, recuperándose de las penalidades, muy arropado con la manta térmica.

Y partimos hacia la última etapa, Rascafría. Amaneció por el camino. Tu nivel de percepción anda ya bastante perjudicado. Ya se habla poco. La poca energía restante se administra minuciosamente. No ha lugar al desfallecimiento, impensable. Antes de entrar en Rascafría, de nuevo Anabel y Ángel en el camino esperándonos.

Me limito a transmitir mi impresión final, me encuentro feliz de cómo se ha desarrollado la marcha y en esa felicidad entran todos los que han formado parte de la jornada, la Federación, los patrocinadores, compañeros, preparadores…  Ya sabéis quiénes sois todos y muy especialmente Juan que era lo único que nos faltaba para que mi felicidad hubiera sido total.

Si se han cumplido las expectativas que los organizadores habían puesto en el evento y con nuestra participación llega algo de ayuda a lugares donde padecen todo tipo de penalidades para sobrevivir de mala manera, bravo por todos. Quizás se lleguen a enterar que en algún lugar alguien pensó en ellos y por un día de nuevo nos sentimos cercanos a su pobreza. Que no sea la última vez.

Madrid, 7 de Julio de 2014

Santiago Ruiz

 


 

FEDERADOS CONTRA LA POBREZA. 100 KM - 5 JULIO

¡Gracias por ayudarnos a conseguir los dorsales!

1 de julio de 2014.- Sabíamos que los montañeros estábamos unidos y en estos últimos días nos lo habéis demostrado una vez más. El jueves 26 de junio lanzábamos una noticia al colectivo montañero solicitando colaboración para alcanzar la recaudación para obtener los dorsales para el equipo de federados FMM en los 100 km contra la pobreza, la Oxfam Intermón Trailwalker. Vuestra respuesta ha superado todas las expectativas. ¡¡Muchas gracias!! 

Ya hemos llegado a los 1.500 euros que se necesitaban recaudar y este sábado 5 de julio el equipo compuesto por Miguel Ángel Garrosa, Juan González Justicia, Santiago Ruiz y Vicente Ruiz correrá los 100 km contra la pobreza por El Valle de Lozoya y la Sierra de Guadarrama. El equipo se completará con otros dos compañeros federados, Anabel Gárgoles Puente y Ángel Luis Sanz Puebla que darán apoyo a lo largo de la carrera. Colaborando de apoyo también estará el presidente de la Federación Madrileña de Montañismo José Luis Ordóñez.

La recaudación asciende -en el momento de escribir esta noticia- a 1.860,27 €, que serán destinados por Oxfam Intermón a proyectos de ayuda al desarrollo.

Muchas gracias amigos montañeros. Hacéis del mundo un lugar mejor.

 


 

FEDERADOS CONTRA LA POBREZA

Necesitamos tu colaboración para correr los 100 Km contra la pobreza el día 5 de julio en Madrid

29 de junio de 2014.- Tenemos que recaudar 1.500 euros para obtener los dorsales para la carrera Oxfam Intermón Trailwalker, que se correrá el  día 5 de julio por El Valle de Lozoya y la Sierra de Guadarrama. Nos faltan 294 euros para conseguirlo. ¿Nos ayudas? El dinero recaudado, en su totalidad, lo destinará Oxfam Intermón a proyectos de ayuda al desarrollo.

Para colaborar en el proyecto tienes dos opciones:

¡Gracias amigos!

 


 

CORREMOS 100 KM CONTRA LA POBREZA EL DÍA 5 DE JULIO

¿Nos apoyas? Envía un SMS al 28018 con: TW M98

29 de abril de 2014.- El día 5 de julio un equipo de la Federación Madrileña de Montañismo formado por seis compañeros federados, correrá 100 Km contra la pobreza en la Oxfam Intermón Trailwalker con el dorsal M98. Será una carrera por el Valle de Lozoya y la Sierra de Guadarrama para recaudar fondos y conseguir recursos para que las familias campesinas de los países del Sur puedan comer cada día y vivir dignamente.

Cada equipo de corredores en la Oxfam Intermón Trailwalker se compromete a recaudar como mínimo 1.500 euros antes del día de la carrera y necesitamos tu ayuda para lograrlo.

Envía un SMS al 28018 con: TW + Espacio en blanco + M98 y ayúdanos a mejorar las condiciones de vida de miles de personas que aún viven en la pobreza. El coste de tu mensaje se sumará a la recaudación del equipo*. Y de paso, ¡incluye un mensaje de ánimo que aparecerá en la página web del equipo! Un ejemplo de mensaje de ánimo sería así: TW M98 Vamosss! al 28018

Otra opción es que hagas una donación directamente (desde 1€) Hacer donación

Puedes ver cómo avanza la recaudación del equipo gracias a tu contribución Recaudación conseguida

La carrera:
140429 oxfam-salidaOxfam Intermón Trailwalker es el mayor desafío deportivo del mundo por equipos para luchar contra la pobreza. El desafío consiste en que equipos de cuatro personas recorran a pie 100 km en un máximo de 32 horas. Los miembros del equipo deben empezar, caminar y finalizar juntos.

El equipo de la Federación Madrileña de Montañismo estará formado por las siguientes personas federadas:

  • Garrosa, Miguel Ángel. Corredor
  • González Justicia, Juan. Corredor
  • Ruiz, Vicente. Corredor
  • Ruiz, Santiago. Corredor
  • Corzo Terrer, Gustavo. Soporte
  • Gárgoles Puente, Anabel. Soporte

Sobre Oxfam Intermón:140429 oxfam-cambiamos-vidas
Con el apoyo de las organizaciones locales y las comunidades con las que Oxfam Intermón trabaja, en el ejercicio 2012-13 Oxfam Intermón ha cambiado la vida de 1,7 millones de personas.

  Conoce más ejemplos del trabajo de Oxfam Intermón

Algunos de los proyectos con los que los participantes y donantes del Trailwalker han participado en anteriores ediciones son el Banco de Agua de Etiopía, donde 115.916 personas acceden a agua potable o las actividades de prevención ante la crisis alimentaria en el Sahel, donde más de 500.000 personas sobreviven a la sequía.

En Oxfam Intermón disponen de oficinas propias en cada país para garantizar que el dinero llega a su destino. Del total recaudado, el 85% se destina a proyectos y sólo el 15% a administración y captación de fondos, una tarea imprescindible para poder seguir trabajando. Oxfam Intermón muestra la transparencia de sus cuentas con auditorías externas anuales y cumpliendo la "Guía de transparencia y buenas prácticas" editada por la Fundación Lealtad. Además, los resultados de sus acciones a lo largo de estos 50 años de trabajo están a la vista.

Imagen superior: Los miembros del equipo de la Federación Madrileña de Montañismo que correrá la Oxfam Intermón Trailwalker junto a José Luis Ordóñez, Presidente de la FMM y José Feliciano Fernández Arriaga, Técnico y Preparado Físico del Programa de Tecnificación de Esquí de Montaña de la FMM.

*El coste íntegro del SMS para usuarios de Movistar, Vodafone y Orange es de 1,20 euros e irá destinado íntegramente a proyectos de Oxfam Intermón. El resto de usuarios deben consultarlo con su operador.



patrocinadores de la federación madrileña de montañismo