Está aquí: Home Actividades Alpinismo Noticias MULTA DE 3.000 EUROS A UN ALPINISTA SUIZO QUE LLAMÓ SIN RAZÓN AL RESCATE EN EL MONT BLANC
22 Junio 2015 Escrito por 

MULTA DE 3.000 EUROS A UN ALPINISTA SUIZO QUE LLAMÓ SIN RAZÓN AL RESCATE EN EL MONT BLANC

Afirmó sufrir congelaciones

La noticia era publicada por el periódico digital Romandie.com, dirigido a la comunidad francófona de los cantones más occidentales de Suiza. "Alpinista suizo condenado por haber abusado del rescate en montaña", rezaba el titular del medio de comunicación del país transalpino.

Un toque de alerta para todos aquellos alpinistas que visiten las montañas francesas sobre la legislación del país vecino en lo concerniente a los servicios de auxilio en montaña.

Según la citada información, un alpinista suizo ha sido condenado esta misma semana a 3.000 euros de multa -de los que 1.500 pueden ser abonados de forma aplazada- por el tribunal correccional de Bonneville. Ha sido sancionado por haber llamado de forma abusiva a los servicios de socorro durante una ascensión en el macizo del Mont Blanc.

El alpinista es un ciudadano de la capital suiza Berna de 31 años de edad. Por lo visto, fue juzgado por "falsa divulgación de datos con el objetivo de de implicar al rescate", un delito que en Francia puede ser penado con hasta dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

Ascensión a Les Droites

La situación juzgada ocurrió el pasado 18 de marzo, cuando el alpinista suizo realizaba con un amigo la ascensión de Les Droites por el couloir Lagarde (TD). Hacia las siete de la tarde, la cordada exhausta llamó al PGHM (pelotón de gendarmería de alta montaña) de Chamonix, donde se les recomendó que vivaquearan donde estaban y terminaran su actividad al día siguiente.

Un par de horas más tarde, los suizos realizaron una nueva llamada afirmando ser víctimas de congelaciones para conseguir la intervención de los equipos de rescate. A pesar de ser noche cerrada, se activó un helicóptero para evacuarlos de la montaña y llevarlos hasta un hospital del valle. Allí estuvieron una media hora. Cuando salieron, se dirigieron a la gendarmería para recuperar sus pertenencias.

Al comprobar la ausencia de congelaciones, los agentes constataron la infracción e iniciaron procedimiento contra el alpinista que había realizado la llamada de socorro. Durante el juicio, el alpinista se justificó diciendo que había sufrido un ataque de pánico, que no se veía vivaqueando a casi 4.000 metros de altura y que sus guantes estaban helados.

El procurador de Bonneville, Pierre-Yves Michau, declaraba a Romandie.com que se trata de "un comportamiento irresponsable, incívico, escandaloso". Y que "este tipo de comportamientos monopolizan los servicios de socorro y ponen en peligro la vida de los rescatadores". Además, subrayó el alto coste de las operaciones de estas características.

A pesar de este suceso, los procedimientos de este tipo no son para nada habituales en Francia, donde los servicios de rescate realizan una enorme cantidad de operaciones a lo largo de todo el año y muy especialmente con la llegada del verano, que aumenta la cantidad de gente en las montañas. [Fuente: Desnivel.com] [Imagen: Helicóptero PGHM (pelotón de gendarmería de alta montaña) de Chamonix, durante un rescate en el macizo del Mont Blanc. © PGHM Chamonix]



patrocinadores de la federación madrileña de montañismo