Está aquí: Home Actividades Alpinismo Noticias CARLOS SORIA: "SEGUIMOS 'ATRAPADOS' EN EL CAMPO BASE DEL ANNAPURNA"
Error
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /usr/home/fmm.es/web/images/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120423_carlos-soria-tienda.jpg
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /usr/home/fmm.es/web/images/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120420_carlos-carlos-avalancha.jpg
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /usr/home/fmm.es/web/images/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120419_carlos-soria-annapurna.jpg
Aviso
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images//Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120423_carlos-soria-tienda.jpg
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images//Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120420_carlos-carlos-avalancha.jpg
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images//Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120419_carlos-soria-annapurna.jpg
19 Abril 2012 Escrito por 

CARLOS SORIA: "SEGUIMOS 'ATRAPADOS' EN EL CAMPO BASE DEL ANNAPURNA"

Annapurna a los 73 años
{gallery}/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120423_carlos-soria-tienda.jpg{/gallery}23 de abril de 2012.- Queridos amigos: Sigue nevando, y no para de nevar. No son buenas noticias para nuestro siguiente intento de cumbre, porque la montaña continua cargándose de nieve, y eso hace imposible cualquier
acercamiento a los campos de arriba. Además, cada día cae aproximadamente una cantidad de un palmo y medio aquí en el campo base, que se derrite en gran parte por las mañanas cuando sale un rato el sol. El problema es que en altura esa nieve se mantiene, las cuerdas que están fijas se habrán cubierto, y la huella que ya estaba abierta se habrá tapado de nuevo. Así que cuando el tiempo nos dé un respiro y podamos intentar la cima, tendremos que volver a "trabajarnos" la montaña casi desde el principio. 

Así que seguimos "atrapados" en el campo base, sin tener ni idea de cuándo mejorará un poco la meteorología. Algunos pronósticos hasta decían que hoy iba a hacer buen tiempo, y escribo esto en medio de una nevada de las peores que hemos tenido desde que llegamos aquí hace casi un mes. Esta mañana, antes de desayunar, incluso nos hemos dedicado un buen rato a adecentar un poco de nieve el campo base, porque las tiendas, los bidones, los paneles solares... todo estaba totalmente cubierto de blanco. Un esfuerzo prácticamente en vano, porque a medio día estaba todo exactamente igual. Así que mañana tocará hacer todo otra vez.

En previsión de que tengamos que seguir unos cuantos días parados, hoy he decidido retomar la costumbre de entrenar un poco antes de comer. De hecho, prácticamente todos los miembros de la Expedición hemos salido a dar una vuelta, en lo que llamamos la "parte de atrás" del campo base: una explanada preciosa rodeada de montes, con unos glaciares impresionantes. Ha sido un paseo corto, pero con mis compañeros Luis y Nacho Tena ya nos hemos puesto de acuerdo para, desde mañana, hacer algunas rutas exploratorias por la zona, que prometen ser muy interesantes. Así, por lo menos, podré estirar las piernas hasta que el Annapurna nos dé una oportunidad para subir.
Un abrazo,
Carlos Soria (Campo base del Annapurna; 23 de abril de 2012)
[Fuente: Desnivel]

CARLOS SORIA: HOY LE HEMOS VISTO LAS UÑAS AL ANNAPURNA"
Annapurna a los 73 años
{gallery}/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120420_carlos-carlos-avalancha.jpg{/gallery}19 de abril de 2012.- Carlos Soria, Tente Lagunilla y los cuatro sherpas que han pretendido hacer cumbre en este primer intento se encuentran bien, descansan ya y se recuperan en el campo base después de que dos avalanchas y unas condiciones meteorológicas extremas les obligaran a un rápido descenso desde el campo 3 a 6.400 metros de altitud. La primera de las avalanchas afectó en plena noche al campamento 3 y la segunda les ha alcanzado de lleno en el recorrido de bajada, justo antes del campo 1, cuando parecía que el camino era más sencillo. La fotografía que publicamos de Carlos Soria tras la avalancha resulta absolutamente descriptiva de lo extremo de la situación. Ahora descansan y esperan una nueva (y esperemos más amplía) ventana de buen tiempo, que a priori las previsiones sitúan aproximadamente dentro de una semana.  

Relato de Carlos Soria sobre lo vivido en las últimas horas:
Queridos amigos:
{gallery}/Imagenes/Actividades/Alpinismo/2012/120419_carlos-soria-annapurna.jpg{/gallery}Los tres días que hemos estado fuera del campo base, aunque no hemos pasado del campo 3, nos han servido para ver como es el Annapurna en toda su realidad. Y también me han servido para darme cuenta que no es bueno dejarse llevar por la corriente. Yo siempre pensé que no era buena idea intentar subir a la cumbre con las informaciones meteorológicas tan contradictorias como teníamos. Pero cuando ayer estábamos en el campo 2, hablé con un grupo de alpinistas de la otra expedición: unos decían que había mucho viento y nieve, otros decían que iban a subir al campo 3. Al final nos decidimos y echamos a andar.

Por pensarlo mucho salimos bastante tarde, a las 7 de la mañana, en contra de mi actitud habitual en la montaña. Pero el Annapurna es como es, y aquí no se puede jugar con los horarios, sobre todo con nieve reciente. Al poco de empezar cruzamos el gran corredor de posible peligro. Pero debido a que ya era mala hora después de la nevada de la noche anterior, cuando estábamos fuera de peligro cayó una avalancha, que prácticamente no afectó a la ruta.

En esta salida hasta el campo 3 hemos visto la cara al verdadero Annapurna: la primera parte tras el campo 2 es un terreno mixto de roca y mucho hielo, con cuerdas en no muy buenas condiciones que hay que subir con mucho cuidado. Después viene un espolón de hielo muy bonito y muy vertical, que en algunos tramos es de prácticamente 90 grados. Subimos poco a poco, y llegamos en buen horario al campo 3, muy contentos y en perfectas condiciones. Allí acababa de llegar el canadiense Don Bowie, un alpinista que pese a ser muy fuerte tampoco las tenía todas consigo con respecto al tiempo que se avecinaba.

Estábamos a 6.400 metros, y empezamos a picar el hielo para construir plataformas para dos tiendas. En ese momento llegó Muktu, y nos dijo que ahí podría haber avalanchas, aunque parecía que lo que teníamos al lado era una pequeña ladera sin mayor peligro. A las 13:00 se puso a nevar, y a las 18:30 ya había medio metro de nieve. Efectivamente, como había predicho Muktu, se produjo un corrimiento de nieve que tapó parcialmente varias tiendas rompiendo alguna. No era una avalancha muy grave, pero era de noche y todo el mundo se asustó. Hubo otro corrimiento, y decidimos salir fuera, algunos estaban sin botas... era todo un caos. Los sherpas, como siempre, se portaron como leones: perdimos una tienda, sacamos lo más impresdicible, montamos la otra en un sitio más protegido por una grieta y tuvimos que meternos los seis en una sola tienda. Hemos pasado una noche terrible, incomodísima y muy fría, porque no hemos podido usar los sacos ni ponernos las botas. A las 11 de la noche dejó de nevar y, por si fuera todo poco, comenzó un viento huracanado que parecía que se iba a llevar la tienda volando. Prácticamente no hemos dormido.

Después de semejante noche, era una locura pensar en subir. Estábamos muy cansados, con las botas mojadas, y con nieve metida por todas partes. AsÌ que esta mañana, viendo la cantidad de nieve que había acumulada en la montaña, sin haber descansado y con predicciones meteorológicas muy confusas, hemos decidido regresar al campo base. Todos los compañeros de la otra expedición que habían sufrido la noche con nosotros también han decidido bajarse. Hay un pequeño grupo de gente que iba un día por delante y han decidido continuar con oxígeno. Espero que lleguen a la cumbre, pero espero aún más que no les suceda nada malo.

Como demostración de lo peligrosa y cargada que está la montaña, justo antes de llegar al campo 1, en la conocida como la gran meseta del Annapurna, cuando ya pensábamos que estábamos casi en casa, nos ha pillado una enorme avalancha de nieve polvo, que por fortuna venía de lejos. Se nos ha echado encima y hemos tenido que soportar 5 minutos tumbados en el suelo hasta que pasara por encima de nosotros todo ese viento glaciar cargado de nieve.

Ahora ya estamos en el campo base. Desde luego que subir hasta el campo 3 ha sido una experiencia que no olvidaré y, como digo, me ha servido para recordarme a mí mismo que la próxima vez no me dejaré llevar y haré lo que me parezca más adecuado. Yo no tenía claro que fuera el mejor momento para subir, porque en esta montaña hay que esperar a que haga verdaderamente buen tiempo, a que haya un anticiclón. Porque tengo claro que con la montaña, y con el Annapurna en especial, no se puede jugar.

Un abrazo, 
Carlos Soria (Campo base del Annapurna; 19 de abril de 2012)
[Fuente: Desnivel]
EL MAL TIEMPO OBLIGA A CARLOS SORIA A RETRASAR INTENTO ANNAPURNA
Annapurna a los 73 años
19 de abril de 2012.- Debido al cambio meteorológico imprevisto y a los problemas de nieve acumulada en altura, el alpinista Carlos Soria ha decidido retrasar el intento de cumbre del Annapurna previsto para mañana, y esperar unos días a que el tiempo sea más propicio. Igualmente, los 15 miembros de la otra expedición que pretendía alcanzar la cima en la misma jornada han decidido regresar. La llegada de Carlos Soria al campo base esta prevista para media tarde en Nepal, momento en el que se conocerán más detalles del porqué de la decisión. Durante la fuerte nevada que cayó en la noche de ayer, el montañero de 73 años y su equipo se encontraban en el campo 3, a unos 6.400 metros de altura. 

Como explicamos en las noticias que publicamos ayer, a pesar de los partes meteorológicos contradictorios, Carlos Soria, Tente Lagunilla, y los cuatro sherpas que les acompañan (Muktu, Nhorbu, Pasang y Shange), habían decidido seguir con su intento a cima, que esperaban alcanzar el próximo día 20. Ayer habían llegado al campo 3 tras cruzar uno de los tramos mas peligrosos por el riesgo de avalanchas de la montaña. Tramo que hoy tendrán que volver a pasar para regresar al campo base. 

Tan pronto Carlos Soria llegue al campo base y dispongamos de más información actualizaremos esta noticia. [Fuente: Desnivel] [Foto: Darío Rodríguez, Desnivel]


DESDE EL CAMPO 3 DEL ANNAPURNA, POR CARLOS SORIA
Annapurna a los 73 años
18 de abril de 2012.- Día 30: el campo 4 nos espera y, luego..., ¡la cumbre! Queridos amigos: 
El de hoy ha sido un día con unos vaivenes impresionantes. Esta mañana hemos estado a punto de bajarnos y renunciar a la cumbre, y sin embargo ahora estamos en el campo 3 (a 6.400 metros de altura), a dos etapas de la cima. Ayer por la noche  pensaba que, debido al fuerte viento que indicaban algunos pronósticos, no íbamos a poder continuar. Pero esta madrugada, al levantarnos, hemos visto que el tiempo era bueno y nos hemos animado a subir. Me alegro de haberlo hecho, pese a que las previsiones meteorológicas siguen sin estar nada claras. Algunas indican que el viernes se podría intentar hacer cumbre, pero otras auguran vientos muy fuertes, de más de 60 kilómetros por hora a partir de los 7.000 metros. No podremos saberlo hasta que llegue el momento. Así que toca esperar.

La subida hasta el campo 3 ha sido agotadora. Estamos muy cansados, porque algunos tramos, especialmente el espolón que marcaba la ruta de hoy, eran mucho más verticales de lo que pensábamos. Ha sido muy duro, y al llegar hemos tenido que montar las tiendas y ponernos a hacer agua derritiendo nieve. De hecho, el agua ha sido un problema, porque a mí se me ha congelado la que llevaba en la mochila y he bebido muy poco en la subida. Ahora tenemos que hidratarnos bien y comer algo: un caldo, un poco de cecina y unos quesitos que nos hemos traído.

Mañana va a ser un día largo. Madrugaremos mucho y subiremos hasta el campo 4, a unos 7.400 metros. Ahí descansaremos hasta la medianoche, y desde ese momento comenzaremos la ascensión final a la cumbre. Hasta el campo 4, aparte de mi compañero Tente Lagunilla, me acompañarán los cuatro sherpas (Muktu, Nhorbu, Pasang y Shange), pero dos de ellos se volverán al campo 3 para servirnos de ayuda si nos sucede algo. Ya veremos quiénes son. Sólo sé que Muktu seguirá conmigo, como siempre ha hecho, hasta arriba del todo. De todas formas, espero que el tiempo nos respete y nos permita seguir ascendiendo. Ahora mismo está nevando mucho, así que no sé como nos encontraremos la montaña cuando amanezca. Pero estamos muy animados, de buen humor y con muchas ganas de subir a este monte tan bonito y tan complicado.

Un abrazo, 
Carlos Soria (campo 3 del Annapurna, a 6.400 metros de altura; 18 de abril de 2012.

Diario de un lazarillo, por Nacho Tena

Carlos Soria en la zona de avalanchas: Estoy tan nervioso que me he puesto a lavar la ropa Campo base del Annapurna, 18 de abril de 2012. La pasada ha sido, sin duda, la peor noche que he pasado desde que hemos llegado al campo base del Annapurna. Carlos Soria partió ayer hacia la cumbre, y al irme a dormir parecía que tenía que renunciar a seguir subiendo por culpa de un viento terrible. Pero esta mañana, a eso de las 6, ha decidido continuar hasta los 6.400 metros del campo 3. Así que hoy ha sido la etapa peligrosa porque tenía que atravesar la zona de avalanchas.

Yo no tengo hijos, nunca he hecho una oposición, ni me han acusado nunca en un juicio. Pero he pasado hoy todo el día con tantos nervios como si hubiera estado esperando a que un médico me diga "es un niño", a un examinador que me anuncie "está usted aprobado", o a un juez diciendo "le declaro inocente". O al revés. Tantos nervios he pasado, que hasta me he puesto a lavar la ropa para matar el tiempo, cosa que llevaba días retrasando, porque me daba una pereza horrible. Para ser yo, eso quiere decir que no se me ocurría absolutamente nada más que hacer.

El problema, como digo, era que Carlos Soria, Tente Lagunilla y los sherpas atravesaban la temible zona de avalanchas. La han superado bien pero, perdón por la expresión, los he tenido "de corbata" toda la mañana. Ahora quedan dos momentos especialmente complicados: el descenso hasta el campo 4 si consiguen hacer cumbre el viernes por la mañana, y volver a cruzar la zona de avalanchas bajando hacia el campo 2, previsiblemente el sábado. Tengo buenas sensaciones, aunque el tiempo de momento es horrible y esta nevando mucho. Eso sí, voy a perder más peso por los nervios que si estuviera con ellos a 7.000 metros.
[Fuente: Desnivel]




patrocinadores de la federación madrileña de montañismo