Está aquí: Home Actividades Escalada Noticias "LO SIENTO, LA ESCALADA NO ES UN DEPORTE". LA RESPUESTA DE LA ONCE A UN DISCAPACITADO
04 Diciembre 2017 Escrito por 

"LO SIENTO, LA ESCALADA NO ES UN DEPORTE". LA RESPUESTA DE LA ONCE A UN DISCAPACITADO

La lucha de los paraescaladores

Si eres un escalador que cumple con los requisitos que establece la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), podrás optar a una beca anual de 600 euros (50 al mes). Ahora bien, si escalas y has perdido una pierna, la mano es un muñón o tienes algún otro tipo de discapacidad, la federación te reducirá la beca a 400 euros (33 al mes). El Confidencial ha preguntado el porqué a la FEDME sin haber recibido respuesta.

Hay personas a las que la fatalidad provoca que algo se agite en su interior y se convierten en individuos excepcionales. Cuando tienes la fortuna de conocerles, sientes que una parte de su fuerza te contagia. Quizá, sin ser consciente de ello, conmueven tus sentimientos. Urko Carmona es una de esas personas.

Urko perdió su pierna derecha en un accidente de tráfico en 1997, cuando tenía 16 años. “Tuve el accidente en Semana Santa y a los pocos meses, era verano, estaba en una piscina de mi pueblo con mi muñón, mis dolores y mi desconcierto. No sabía bien qué hacer, sentía apuro, pero me dije: "¿Por qué no me voy a bañar?". El que no quiera mirar… y me tiré al agua”.

¡A pura vida! debió gritar el tres veces campeón del mundo de paraescalada y ganador en 2014 del premio más prestigioso de la escalada deportiva mundial –los Arco Rock Legends Awards– que se concede a deportistas, sin distinción alguna, por votación de las principales publicaciones internacionales de montaña, la española Desnivel entre ellas. En 2015 se reconocía su palmarés con la Medalla al Mérito Deportivo en su categoría de bronce. Ese año, diez presidentes de federaciones deportivas fueron agraciados con una medalla de oro de las 27 que concedió el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Escaladores como la copa de un pino
“Algunas veces no encontraba compañero de cordada, pero me saqué el carné de conducir y con el coche la cosa cambió. A los tres años del accidente me di cuenta de que me sentía muy bien y escalaba vías con una dificultad a la que mis amigos no llegaban. Alguien me dijo que fuese a la ONCE. Mi intención era apuntarme a algún equipo o solicitar ayuda para los viajes o el material. Me quedé un poco chafado. La contestación fue: "Lo sentimos, pero la escalada no es un deporte".

El pasado mes de abril, Urko y Javier Aguilar –ciego total– subieron una vía vertical de 250 metros de nombre Costa Blanca en el Peñón de Ifach (Alicante). Se empecinaron en demostrar que la escalada es un deporte accesible para todos. Emociona ver a un tullido y a un ciego plantarle cara a su destino. O al destino en el que se les quiere encajonar con el eufemismo de paraescalador. Al final del vídeo, que reproducimos, se oye a Urko decirle a Javier cuando regresan de bajada: “Esta es la senda de los guiris; venga que se enteren quiénes somos”. Son escaladores como la copa de un pino, afirmamos nosotros.

seguir leyendo >>

Foto: Urko Carmona perdió la pierna derecha en un accidente de tráfico en 1997. (Foto: Javier Pérez)



161222 banner patrocinadores web