Está aquí: Home Actividades Escalada Noticias EL MADRILEÑO DANIEL CORTINA ABRE EN SOLO INTEGRAL EN EL CERRO ARENAS
Error
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /usr/home/fmm.es/web/images/Imagenes/Actividades/Escalada/2012/120130_daniel-cortina2.jpg
Aviso
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images//Imagenes/Actividades/Escalada/2012/120130_daniel-cortina2.jpg
30 Enero 2012 Escrito por 

EL MADRILEÑO DANIEL CORTINA ABRE EN SOLO INTEGRAL EN EL CERRO ARENAS

En los Andes de Chile
{gallery}/Imagenes/Actividades/Escalada/2012/120130_daniel-cortina2.jpg{/gallery}El Cerro Arenas (4.366 m) se levanta, en el Cajón del Arenas, en un ramal al final del Cajón del Maipo, zona andina próxima a Santiago de Chile. El Cajón del Arenas es un amplio valle, plagado de bloques donde se ha desarrollado la zona puntera
de búlder y que ha recibido visitas de especialistas del bloque, como Daniel Woods o Lisa Rands. La primera vía de su kilométrica pared sur fue abierta en el muro de la izquierda por dos andinistas chilenos, César Vásquez y José Ambrus, y el murciano Miguel Gómez, el 23 de abril de 1962. En el mismo escenario, el pasado 27 de diciembre Daniel Cortina recorrió 1.100 m en solo integral. No existen datos (ni se encontraron restos durante su ascensión) de una escalada anterior por el mismo itinerario.

El vídeo que adjuntamos (grabado por Daniel en la cumbre) no es una película de escalada, simplemente refleja el momento de emoción que el escalador vive tras finalizar su ruta.

Daniel nos relata su escalada:

Pau y Pati (1.100 m, V+)

La vía comienza a unos 3.000 metros de altitud por la pared más ancha de las que forman la vertiente sur del Arenas, encajada entre dos marcados corredores de nieve/hielo. Yo hice un vivac en la base de la pared (desde el valle la aproximación es de unos 40 minutos). Para acceder a la vía encontré un pequeño nevero en el que tallé unos escalones la tarde anterior (26 de diciembre).

Comencé a las 7.30 por una marcada fisura rota por un techito, en el gendarme que hay en la base de la pared. Las dificultades más altas están en estos primeros 60 metros, a partir de los cuales se suceden una serie de placas y diedros que se van enlazando sobre excelente roca y que permiten disfrutar de la escalada. Fui buscando las placas más compactas, que deben de estar en torno al V, con algún pasaje algo más complicado.

Calculo que hice unos 500 m hasta un neverito en mitad de la pared, otros 300 m desde ahí hasta un marcado espoloncillo en la parte superior que da acceso a una última serie de rampas de otros 300 m. En esta última parte encontré un nevero ancho y de unos 40 m en el que tuve que tallar escalones con un par de piedras (solo subí con los pies de gato). En los últimos 40 metros de acceso a la cresta encontré roca de peor calidad y mayor verticalidad, pero que se superan escalando con calma.

Di por terminada la vía en la cresta, a unos 4.100/4.200 m de altitud, pero no llevaba altímetro. Desde aquí no seguí la cresta hasta la cumbre del cerro, por el riesgo de caída de piedras. La bajada se realiza por la cara este, de forma evidente por un acarreo o pedrera en dirección a una laguna glaciar que se aprecia desde la cresta. Desde esta laguna hay hitos que marcan un camino, que cada vez se hace mejor hasta volver al valle.

En total, unas tres horas de escalada, con una paradita a beber agua y una barrita, y unas cuantas a hacer fotos y grabarme videos. La bajada, unas cuatro horas con calma. La vía se llama Pau y Pati, en recuerdo de dos buenos amigos que perdí: Pau Bibiloni y Carlos Patiño, que me enseñaron mucho. [Fuente: Desnivel]

Vídeo de Daniel en la cumbre


 


patrocinadores de la federación madrileña de montañismo