Está aquí: Home Actividades Escalada Noticias NUEVO ESTUDIO DE MAMMUT SOBRE LOS MOSQUETONES FIJOS EN VÍAS DEPORTIVAS
Error
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /usr/home/fmm.es/web/images/Imagenes/Actividades/Escalada/2012/121129_estudio-mammut.jpg
Aviso
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images//Imagenes/Actividades/Escalada/2012/121129_estudio-mammut.jpg
29 Noviembre 2012 Escrito por 

NUEVO ESTUDIO DE MAMMUT SOBRE LOS MOSQUETONES FIJOS EN VÍAS DEPORTIVAS

Advertencia de Mammut
{gallery}/Imagenes/Actividades/Escalada/2012/121129_estudio-mammut.jpg{/gallery}Después de la noticia que saltó a la luz pública a finales del mes de octubre, de la muerte de un escalador en Suiza al seccionarse su cuerda por culpa de un mosquetón desgastado, y del consiguiente estudio que Black Diamond
realizó sobre esta cuestión, el fabricante de material de escalada Mammut acaba de publicar un nuevo estudio en la misma línea. La empresa suiza advierte de la peligrosidad del desgaste de los mosquetones fijos en vías deportivas y del elevado riesgo que suponen para la cuerda. De hecho, el estudio va más allá e insta a la comunidad escaladora a acabar con la práctica de dejar cintas exprés con sus mosquetones en vías deportivas.

En un comunicado hecho público en su página web, Mammut señala que “independientemente de cuál sea el fabricante de ese tipo de material [mosquetones], el repetido desgaste puede resultar en la formación de bordes afilados capaces de dañar o cortar cuerdas completamente, incluso en caídas relativamente pequeñas”. La compañía advierte que “investigaciones llevadas a cabo por Mammut han demostrado que este problema ya conocido es en realidad mucho más dramático de lo que se presumía anteriormente y representa un riesgo muy alto para los escaladores”.

El estudio de Mammut En años recientes, se ha ido generalizando la instalación de cintas exprés en vías desplomadas de escuelas de escalada. Por un lado, esta práctica pretendía hacer más fácil chapar la cuerda y, por el otro, evitar la a veces laboriosa tarea de quitar las cintas.

Dependiendo de su posición, como resultado de la fricción de las cuerdas de escalada cuando se baja a los escaladores, estas cintas exprés pueden desgastarse en un ángulo que resulte en la formación de bordes muy afilados. Las posiciones siguientes se ven particularmente afectadas:

  • El primer seguro (donde el asegurador se sitúa lejos del muro mientras baja al escalador).
  • Seguros situados bajo un techo o desplome.
  • Seguros situados fuera de la línea.

El desgaste crece por la presencia de suciedad o arena en la cuerda. Brodes extremadamente afilados se forman en mosquetones que casi nunca tienen que soportar el peso de una caída. Esto significa que nunca son ‘desbarbados’ (desgastados en una forma redondeada) y que pueden desarrollar bordes afiladísimos. Moquetones con un perfil en T tienden a correr un mayor riesgo de formación de bordes afilados en comparación con los de perfiles redondeados.

En los tests realizados en el centro de caídas standares de Mammut con el mosquetón mostrado en la fotografía, se vio que una cuerda de 9,5 mm con una caída de una masa de 80 kg queda cortada con una caída de una altura de sólo 2,7 metros [y un] factor de caída de 1,0. El mosquetón utilizado tenía un borde extremadamente afilado. Investigaciones anteriores han revelado que, en la práctica, la fricción en la cadena puede resultar en un factor de caída que es significativamente mayor que el del valor calculado. En combinación con un mosquetón muy afilado, incluso pequeñas caídas con un factor de caída de menos de un metro pueden ser críticas. Se conocen ya varios casos de cortes de cuerdas sin consecuencias graves. Actuamente, esto se investiga como razón posible para un accidente fatal en Suiza.

Mammut también ha examinado el efecto del diámetro de la cuerda en estos bordes afilados, surgiendo una clara conexión: en todos los casos, una cuerda más ancha ofrece un mayor margen de seguridad en relación a los bordes afilados. Sin embargo, incluso con una cuerda de 10 mm, los valores son críticos y potencialmente fatales. Las cuerdas dobles (ambas chapadas) ofrecen los márgenes de seguridad más altos. No se observaron diferencias significativas entre los valores ofrecidos por cuerdas usadas (con ligeras marcas en la camisa, sin daños) o nuevas.

Los bordes afilados también se pueden producir en mosquetones en la reunión, aunque en este caso la cuerda pasa por el mosquetón en un ángulo agudo, resultando en un efecto de desgaste redondeado y los bordes formados son menos extremos. Sin embargo, estos mosquetons pueden ser críticos si la fuerza remanente del material no es suficiente para soportar la carga.

Los rocódromos generalmente utilizan mosquetones de acero, que se desgastan con menor rapidez, y el equipo es revisado regularmente. De todos modos, Mammut recomienda poner una mayor atención también a esta situación. No hay que utilizar ningún mosquetón desgastado e informar de él inmediatamente al operador del rocódromo.

El material fijo colocado en vías de escalada en roca no acostumbra a recibir mantenimiento ni revisión. En general, el cuidado es requerido debido al deterioro de eslingas, corrosión, etc. y es mejor evitar este uso del material. [Fuente: Desnivel]

Foto: Mosquetón utilizado en el estudio de Mammut (Mammut)








 


patrocinadores de la federación madrileña de montañismo