Está aquí: Home Noticias Editoriales LAWRENCE (ANTES) DE ARABIA

Por T.E. Lawrence

Con apenas 18 años, Lawrence comenzaría un viaje que lo pondría en el camino de convertirse en la leyenda que todos conocemos. Sin embargo, él renegaría de aquel personaje que creó durante la Primera Guerra Mundial.

Estas cartas revelan al Lawrence más infrecuente y, quizá, al más inocente mentalmente.

Lawrence de Arabia, la leyenda, no podía morir si no le atravesaba una bala de oro y, sin embargo, T. E. Lawrence, el hombre, murió de un simple accidente de tráfico. Sin embargo, 25 años antes, un jovencísimo y curioso Lawrence pedaleaba con ímpetu por toda Francia y a través de Siria, libre e ignorante del peso de una vida que lo transformaría en el británico más célebre y controvertido del siglo xx (con permiso de Churchill y de Robert Falcon Scott).

En 1906, con apenas 18 años, y hasta 1912, Ned, como lo llamaban en casa, salió de Oxford para iniciar un viaje que, si bien no lo convirtió en Lawrence de Arabia, lo puso en la vía para llegar a serlo. Olvide por un momento que este chaval, culto y refinado, fue el héroe de la rebelión árabe (o el gran traidor de un Pueblo que confió en él, pues ambos términos se escuchan por igual), a ver si es capaz de disfrutar de este viaje sin el peso de su leyenda.

Más información y compra del libro



patrocinadores de la federación madrileña de montañismo