Posible compensacion licencia fmm 2020

La Fmm está planteando varias soluciones. 

Como muchas/os de vosotras/os, nos hemos planteado si durante la alarma sanitaria generada por le COVID-19 se debe adoptar alguna medida concreta sobre la devolución parcial o no de la licencia debido al tiempo de confinamiento que nos impide practicar nuestro deporte en la montaña o en rocódromos abiertos al público.

Hemos estado meditando e indagando al respecto y os comentamos:

En primer lugar, como sabéis, el coste de la licencia tiene tres partes: el seguro, el funcionamiento de la FMM y la parte que nos corresponde en el de la FEDME. Ni FMM ni FEDME han parado. Aunque la atención presencial al público se haya suspendido, por mandato gubernativo, se sigue trabajando telemáticamente. Nuestra Federación ha culminado la nueva web, que de paso os invitamos a visitar, además de la nueva licencia digital que próximamente activaremos y hemos estado resolviendo, aparte del trabajo burocrático habitual, dudas y consultas sobre la Covid19 así como el aplazamiento o cancelación de actividades. Por tanto, entendemos que la posible devolución se debería referir exclusivamente a la cuota del seguro.

Pues bien, por parte del seguro, MAPFRE, nos confirma que el seguro sigue en vigor, por más que la inmensa mayoría no pueda hacer uso de él. En redes sociales se ha difundido que el seguro estaba suspendido y no es cierto. El seguro de montaña sigue vigente y de hecho se ha hecho uso del mismo en lugares en los que no está decretado el confinamiento, y os atendería si os lesionáis haciendo ejercicio en casa. En cualquier caso, vamos a negociar con MAPFRE que este periodo de inactividad se tome en consideración a la hora de fijar el precio del año que viene, compensando la siniestralidad de los meses de enero y febrero (en los que hay que lamentar fallecidos y parapléjicos como consecuencia de la actividad deportiva, con alto coste para el seguro).

También hemos consultado a la Comunidad de Madrid y la Dirección General de Infraestructuras y Programas de Actividad Física y Deporte ha rechazado que las cuotas de las licencias federativas puedan incluirse dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto Ley 11/2020 que prevé la devolución a los consumidores ya que las cuantías efectivamente satisfechas en concepto de licencias federativas no se corresponden exactamente con una prestación de servicios de consumo, sino que se trata de cuotas sociales de pago único cuyo objeto se fundamenta en el derecho a pertenecer a un determinado colectivo o entidad, que genera un espectro mucho más amplio de derechos y obligaciones que la existencia de un seguro o la mera participación en actividades organizadas por la entidad que recibe esas cuantías económicas. Además, la existencia del seguro es legalmente necesaria para disponer de licencia deportiva, aunque no se haga uso de ella.

Por otro lado, desde el punto de vista de las entidades bancarias, la devolución de unos pocos euros a 16.000 federados aproximadamente ocasionaría un alto coste en comisiones.

Con independencia de las consideraciones anteriores, y con el objeto de conciliar tanto la salvaguarda económica y presupuestaria de la federación, como de evitar un quebranto en los derechos económicos de las personas federadas, nos planteamos:

  • Una reducción de las cuotas de las licencias federativas del año que viene, si, a consecuencia de la cancelación de las competiciones existiese un superávit económico entre el total de lo cobrado este año que se hubiese destinado a la organización de tales campeonatos oficiales o actividades y lo realmente gastado.
  • Una ampliación del número de pruebas deportivas correspondientes a los campeonatos oficiales en la temporada siguiente, o alguna otra contraprestación para las personas federadas, cuya financiación provendría del posible remanente previsto en el apartado anterior.

Tales medidas deberían ser aprobadas por la Asamblea de finales de año que fije el precio de las licencias y el presupuesto del año 2021.