Unos bonitos chozos de paja con un precioso valle verde de fondo

La iniciativa pretende atenuar los efectos económicos de la pandemia. 

 Los montañeros sabemos que nuestra geografía montañera está repleta de valores naturales y humanos que nos llevan enriqueciendo más de un siglo. Por eso desde la FEDME apoyamos a los pueblos y economías rurales de montaña ante la COVID-19.

La Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) hace público un comunicado dirigido a los más de 233.000 deportistas federados en esta disciplina, recomendándoles encarecidamente que elijan pasar sus vacaciones y tiempo libre en los espacios de montaña de nuestro país, en especial, en la inminente temporada de verano, con el objetivo de contribuir de forma individual y colectiva a recuperar la economía del mundo rural, tan afectada por el COVID-19.

Esta ampliamente demostrada la importancia económica de las actividades deportivas en la naturaleza, así como la implicación de los hombres y mujeres que practican -en cualquiera de sus modalidades- los deportes de montaña con el desarrollo sostenible de los espacios rurales. Ante esta coyuntura excepcionalmente crítica, la FEDME hace un llamamiento a la solidaridad y al compromiso de sus deportistas y les pide su consumo sensible y responsable de estos lugares, apoyando la recuperación del tejido productivo de las zonas de montaña españolas.

El mundo rural es nuestro elemento y lo conocemos muy bien. Aunque se haya puesto de moda el concepto de "La España Vaciada", los montañeros sabemos con certeza que nuestra Geografía montañera está repleta de valores naturales y humanos, que nos llevan enriqueciendo más de un siglo y que nos siguen motivando a regresar y compartir con los montañeses esta riqueza, a la que también queremos invitar a descubrir al resto de la ciudadanía que aún no ha tenido la fortuna de conocerla.