José Luis Rubayo García, presidente de la federación madrileña de montañismo entregando el premio a la federada número 20.000

  José Luis Rubayo García, presidente de la FMM, hizo la entrega institucional.

  Echando la vista atrás se hace difícil visualizar el camino recorrido por la Federación Madrileña de Montañismo en esta última década y, especialmente, en los 6 o 7 últimos años en los que se ha doblado la cifra de federados, se han consolidado los programas de tecnificación existentes y se han puesto en marcha dos nuevos (Marcha Nórdica y Alpinismo) además de la reafirmación en el contexto nacional de los equipos de competición de la FMM que, en este período, también ha vivido el nacimiento de uno nuevo (Marcha Nórdica).

Y todo ello ha sido posible a partir del incremento de la masa federativa que ha permitido reinvertir todos los recursos generados en la promoción deportiva, las mejoras de las condiciones del seguro federativo y, en general, del valor añadido que se ofrece con la tarjeta federativa FMM.

Para celebrar el federado número 20.000, José Luis Rubayo, presidente de la FMM hizo entrega el pasado 10 de junio de una mochila McKinley a Julieta de Miguel Granda (agraciada federada número 20.000) en un simbólico acto conmemorativo en el que la FMM agradeció a todos los federados su compromiso con el deporte de montaña en particular y con las montañas y su medio natural en general.