PRM43

El sendero se encuentra a 26,8 Km del centro de Madrid capital, pudiendo acceder por distintas vías en vehículos, así como en transporte público de autobús Alsa-91104, con parada en calle Portillo Romero esquina con la calle Flor de Lis, en la entrada a la Urbanización Altos de Jarama.

Tomaremos una pista que sale a la izquierda, que pronto se bifurca en varias, tomando cualquiera de las que van más a la izquierda ya que poco después se juntan en el descenso al Arroyo del Barranco de las Viñas, que lo cruzamos para ascender por un camino en dirección a una de las torretas de alta tensión, donde en el cruce de caminos, tomando el de la izquierda que asciende y pasa junto a una de las torretas y descender para cruzar el Arroyo de Quebranta Rejas, dejando una pista que sale a la izquierda justo antes de cruzar el arroyo.

Continuamos hacia otra de las torretas que está situada en el cruce con el camino que viene de la Urbanización Valtibáñez hacia el Camino de la Reyerta (Cruce con la Ruta Circular). Tomamos de frente el camino que asciende al Cerro de la Mesilla con una pendiente muy pronunciada. Llegamos al alto previo paso de una verja abierta y flanqueamos por la izquierda el cerro ya que es un campo de labor. Hay una senda que rodea el Cerro, ignorando los cruces a la izquierda hasta que hay un desvío descendente que tomamos a la izquierda que nos sitúa en los Humedales del Arroyo de Quebranta Rejas donde hay una arboleda y espesa vegetación que sirve de acogida a numerosas aves en cualquier época. Llegamos al cruce del PR-M 40 y giramos a la izquierda y  pronto tomamos un desvío a la derecha que va ascendiendo, desechando cualquier desvío hasta llegar a la finca (antigua perrera). Continuaremos de frente y ahora asciende el camino para luego, al descender, encontrarnos con un cruce que a la izquierda se dirige hacia Las Guindaleras y a la derecha hacia el Lavadero (Ruta del Lavadero y Las Guindaleras). Nosotros tomamos a la derecha, coincidiendo un tramo con la ruta indicada hasta llegar a un cruce con un camino a la derecha, frente a una finca con huertos y animales.

En dicho cruce giramos a la derecha para por una senda que sigue por el campo, a la  derecha del curso del Arroyo de San Miguel hasta llegar a los olivos, que vamos atravesando y nos lleva al punto de inicio de la ruta.